Dedicábamos nuestra colaboración del mes de enero a hacer una aproximación a la regulación de las entidades FinTech. Nos planteábamos dónde nos encontramos en el momento actual, qué rumbo toman las tendencias regulatorias y planteábamos una serie de retos que estimábamos de especial relevancia. El lector interesado puede volver a consultar la entrada aquí.

fintech - diario juridico

Con ánimo de dar continuidad a la exposición del fenómeno mutante ante el que nos encontramos y hacer en la medida de lo posible un seguimiento actualizado del mismo, centramos esta colaboración en recoger actuaciones recientes por parte de autoridades nacionales y supranacionales que estimamos relevantes.

Por riguroso orden cronológico en lo que a fecha de anuncio de actuaciones se refiere, que no siempre implican la inmediata puesta en marcha de las mismas, introducimos la reciente presentación mediante comunicado de prensa de fecha 1 de febrero de la Comisión europea anunciando la creación del observatorio y foro de la cadena de bloques de la UE. Esta actuación cuenta con el respaldo del Parlamento europeo.

El observatorio y foro de la cadena de bloques tiene entre sus objetivos principales resaltar las principales novedades de la tecnología de cadena de bloques, promoviendo la actuación los agentes europeos y reforzando el compromiso europeo con las numerosas partes interesadas que intervienen en actividades de cadena de bloques.

Las tecnologías de cadena de bloques, que permiten almacenar bloques de información distribuidos por la red, se consideran un avance muy significativo, ya que garantizan niveles elevados de trazabilidad y seguridad en las transacciones económicas en línea. Se espera influyan en los servicios digitales y transformen los modelos de negocio en una amplia gama de sectores, como la asistencia sanitaria, los seguros, las finanzas, la energía, la logística, la gestión de los derechos de propiedad intelectual o la administración pública.

Interesa a nuestro estudio el anuncio de actuaciones, en el sentido en que lo refieren el vicepresidente Valdis Dombrovskis, responsable de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Unión de los Mercados de Capitales:

“Entre las muchas tecnologías que impulsan la innovación digital, la cadena de bloques posee el potencial necesario para transformar profundamente los servicios y mercados financieros. El observatorio y foro de la cadena de bloques supervisará los progresos logrados, contribuyendo asimismo a la elaboración de nuestras políticas.”

Y la comisaria de Economía y Sociedad Digitales, Mariya Gabriel:

“La cadena de bloques es para mí un motor de cambio y quiero que Europa esté a la vanguardia de su desarrollo. Tenemos que crear el entorno favorable, un mercado único digital para la cadena de bloques para que los beneficios lleguen a todos los ciudadanos, en lugar de un mosaico de iniciativas. El observatorio y foro de la cadena de bloques de la UE constituye un paso importante en esa dirección.”

Con este proyecto la Comisión europea quiere basarse en las iniciativas existentes, garantizar que puedan funcionar allende las fronteras, consolidar los conocimientos especializados y hacer frente a los desafíos planteados por los nuevos paradigmas habilitados por la cadena de bloques (desintermediación, confianza, seguridad y trazabilidad mediante el diseño).

Esta actuación vuelve a apoyar nuestra idea de que las FinTech constituyen una prioridad política de la Comisión, ya que pueden desempeñar y desempeñarán un papel importante en la consecución de los objetivos relacionados con el desarrollo del mercado único, la unión bancaria, la unión de los mercados de capitales y los servicios financieros al por menor.

Descendiendo al ámbito nacional, encontramos entre las actuaciones publicadas en el Plan de Actividades de la Comisión Nacional del Mercado de Valores para el año 2018 (en adelante CNMV) la creación de una nueva Subdirección de FinTech y Ciberseguridad. Tiene por objetivos primordiales promover iniciativas como el análisis de las posibles aplicaciones del blockchain en el mercado de valores, alcance y posibilidades del RegTech o la publicación de criterios de regulación y supervisión aplicables a las criptomonedas y las ICOs (Initial Coin Offerings).

Con fecha 26 de febrero diversos medios de comunicación referían los últimos avances del Ministerio de Economía y la CNMV sobre el desarrollo de un marco desregulado en el que desenvuelvan su actividad las entidades FinTech, permitiéndoles operar sin las limitaciones de la tradicional regulación del sector. Se pretende seguir el ejemplo de otros países que han creado campos de prueba, más conocidos como sandbox.

Con finalidad ilustrativa reproducimos la información proporcionada por el diario Cinco Días:

“El objetivo es impulsar este nuevo sector, fomentar la competencia en el ámbito financiero y acabar desarrollando luego una legislación basada en las experiencias reales vividas. La iniciativa legislativa corresponde al Ministerio de Economía, que está en plena redacción de la norma. Todavía está por dilucidarse si ese sandbox se incluirá en la futura reforma de la Ley del Mercado de Valores para adaptarla a Mifid 2, y que debería estar lista en unos meses, o será un decreto independiente.
Economía tiene que definir qué tipo de proyectos pueden incluirse en el banco de pruebas, los plazos máximos para permanecer en el sandbox, ha de fijar el número máximo de inversores que pueden participar en cada una de las iniciativas y, respecto al dinero, cuál es la participación máxima de cada socio, así como el importe que el proyecto puede suponer, y la fórmula de la supervisión, entre otras múltiples cuestiones, según explican fuentes conocedoras del proyecto.”

Volviendo, para concluir, al ámbito europeo traemos a colación el anuncio del Plan de Acción sobre FinTech publicado por la Comisión Europea el pasado día de 8 de marzo.  

Este Plan de acción cuenta con dos objetivos generales: que el sector financiero pueda hacer uso de los rápidos avances en las nuevas tecnologías y que dicha innovación tecnológica sea compatible con mercados más seguros y de más fácil acceso para los nuevos operadores.

Además, el Plan recoge tres objetivos concretos, que constituye sus tres bloques de redacción: promover modelos innovadores que favorezcan el mercado único, apoyar la adopción de nuevas tecnologías en el sector financiero y mejorar la seguridad e integridad en el sistema financiero.

El Plan de Acción establece medidas orientadas  a la consecución de estos objetivos.  Siguiendo la entrada que a esta publicación del Plan de Acción dedica el profesor TAPIA HERMIDA en su blog, pueden clasificarse:

-Las medidas que se refieren a determinadas infraestructuras comunes al FinTech, que pueden ser a su vez: tecnológicas o normativa.

-Las medidas que se refieren a determinadas aplicaciones concretas de FinTech, que abarcarían:

-Creación de una Plataforma de transparencia financiera europea mediante la digitalización de la información publicada por las empresas cotizadas en Europa a través del uso de tecnologías innovadoras para interconectar las bases de datos nacionales.

-Reglamento sobre la microfinanciación colectiva que mejore el acceso a la financiación, en especial para las empresas de nueva creación y otras pequeñas empresas. 

-Regulación de las criptomonedas. 

En materia de seguridad, en Plan de Acción se centra especialmente en aumentar la resistencia cibernética. Literalmente, refiere el objetivo de la ciberseguridad como el número uno del Plan de Acción FinTech. Para ello, igual que hacía con los objetivos anteriores establece una serie de medidas: deben establecerse estrictas medidas de precaución y ciberhigiene por parte de los operadores, actuaciones de los Estados Miembros en actuaciones de trasposición normativa y supervisión de actuaciones.

Concluye la redacción del Plan con unas consideraciones generales relativas a las FinTech que podemos extrapolar a todas las medidas traídas a colación en este post. El rápido avance del fenómeno FinTech está impulsando cambios estructurales en el sector financiero. Las actuaciones llevadas a cabo deben compaginar la necesidad de responder  medidas proactivas de fomento y estimulación del empleo de nuevas tecnologías en el sector financiero a la vez que abordan riesgos y desafíos emergentes, garantizando la estabilidad financiera y la protección del inversor.


Autora: María Jesús Blanco Sánchez.

Doctoranda en el área de Derecho Mercantil de la Universidad Pablo de Olavide, Sevilla.

Licenciada en Derecho y Administración y Dirección de Empresas, Máster en Derecho Patrimonial Privado en el Mercado Global, Experto en Derecho Bancario y Máster en Derecho de las Nuevas Tecnologías. Experiencia en servicios jurídicos de grandes compañías. Especialización en Derecho del sistema financiero.

La entrada Últimas actuaciones de las autoridades nacionales y europeas sobre las entidades FinTech aparece primero en Diario Jurídico.

Fuente: Diario Jurídico