La Audiencia de Barcelona ratifica la absolución del piloto y le da una carta para tumbar dos procedimientos en los que le piden ocho millones. La Fiscalía y la Abogacía, enfrentadas.

Sete Gibernau ha ganado su mejor gran premio. El expiloto de Moto GP ha doblado el brazo a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado y ha salido absuelto de delito fiscal. Pero, sobre todo, ha logrado un fallo que impide que le persigan por la vía administrativa, donde Hacienda le reclamaba ocho millones de euros. La Agencia Tributaria le acusaba de fingir la residencia en Suiza, pero la Justicia ha dado por buenas sus explicaciones. Otros pilotos y deportistas que se han mudado a Andorra y Suiza estudian su caso, que lleva ya ocho años en distintos juzgados.

En 2011, la Fiscalía y la Agencia Tributaria acusaron al piloto de fingir la residencia fiscal en Suiza para defraudar 774.030 euros en 2006. Después, la Fiscalía retiró su acusación al admitir que no había quedado probado que pasara en España más de 183 días al año, el mínimo para tributar. Solo la Abogacía siguió adelante. Sin éxito. En una sentencia del pasado octubre, el piloto ganó. El juez de Barcelona que lo juzgó consideró probado que “Sete Gibernau Bultó, deportista español de élite al participar en carreras mundiales de motociclismo de GP, tenía su residencia fiscal en el cantón suizo de Friburgo […] desde la fecha 26/02/2000 hasta 15/03/2007”.

Sito Pons y otros deportistas bajo la lupa de Hacienda aspiran a utilizar el fallo a favor del piloto

La Abogacía del Estado recurrió a la Audiencia de Barcelona. No iba contra el fallo en sí, la absolución de Gibernau, sino para modificar esa frase en los hechos probados que establecía que Gibernau vivió en Suiza todos esos años y no solo en 2006. Al hacerlo, daba una baza al piloto para que eludiera otros procedimientos en vía administrativa que tenía Hacienda contra él. “No solo se absuelve por el ejercicio 2006, sino que con esta declaración se deja a la AEAT sin posibilidad de someter al orden jurisdiccional contencioso-administrativo la interpretación de la residencia fiscal con arreglo al convenio de doble imposición” entre Suiza y España. Considera que esa interpretación es “devastadora para la potestad tributaria y el deber de contribución”.

Sin embargo, el pasado 21 de mayo, la Audiencia Provincial de Barcelona ratificó la sentencia y dio la razón al juez de primera instancia. “El juzgador no ha dudado, ha interpretado toda la prueba de acuerdo con la sana crítica y llega a la conclusión contundente de que el acusado tiene residencia en Suiza” y señala que esa conclusión “es clara, lógica, y en ningún caso puede tildarse de arbitraria”.

La defensa del piloto, que lleva el prestigioso abogado Iñaki Picaza, presentó inmediatamente la sentencia en los procedimientos tributarios que Hacienda tiene contra Gibernau. Hacienda le ha sancionado por los impuestos de renta y patrimonio de 2005 pero sin llevarlo a delito fiscal y el piloto había recurrido a la Audiencia Nacional. Como tiene una sentencia firme según la cual vivía en Suiza esos años, considera que debe caer todo el procedimiento. Deben respetarse los hechos probados en el orden penal, particularmente la aseveración de que en 2005 el señor Gibernau era residente fiscal en Suiza, no pudiendo el tribunal apartarse de dicha base fáctica”. Lo mismo sucede en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, donde tiene una causa por el impuesto de patrimonio, cedido a las comunidades.

La vía penal tiene prevalencia y además no ha sido recurrida, por lo que es firme del todo que realmente vivía en Suiza. El piloto espera que la sentencia le alivie de todos los embargos que ya sufre, ya que solo por IRPF tiene medidas cautelares para garantizar siete millones de euros y otro más por patrimonio. El piloto espera librarse así de esa losa.

El caso de Gibernau corre como la pólvora en el mundillo. Multitud de pilotos y ciclistas han trasladado su residencia a Andorra y/o Suiza. La mayoría alegan que pasan más de medio año fuera de España. Sito Pons está acusado de delito fiscal pese a que el Reino Unido lo considera contribuyente allí. Otros millonarios como los Carceller pagaron casi 100 millones por hacerlo en Portugal y José María Aristrain de la Cruz está acusado de delito fiscal porque, según Hacienda, simuló vivir en Suiza. El caso de Ginernau es de los pocos que les dan esperanza.

Fuente: sportstaxsolutions.com

La entrada Sete Gibernau derrota a Hacienda con una sentencia devastadora aparece primero en Diario Jurídico.

Fuente: Diario Jurídico