Lo que debería ser un periodo de relajación, como son las vacaciones de verano, se puede convertir en motivo de conflicto por parte de padres divorciados. Por lo general, el convenio regulador en cualquier régimen, ya sea compartida o exclusiva con régimen de visitas, suele dividir a partes iguales el tiempo de las vacaciones que los hijos pasarán con cada uno de sus progenitores. Sin embargo, en ocasiones, esto no resulta tarea fácil, ya que los padres no se ponen de acuerdo sobre diferentes aspectos relacionados con el periodo vacacional.

Los expertos de DAS Seguros indican que el número de divorcios, separaciones y fin de convivencia de parejas no casadas aumenta cada año en España y, con él, el número de convenios reguladores.  Se trata de un documento que recoge los pactos, tanto a nivel personal como patrimonial, entre cónyuges o parejas con hijos que no están casados y que han decidido poner fin al matrimonio o convivencia. Tal y como se establece en el artículo 90 del Código Civil, en dicho documento se deben reflejar cuestiones como el uso de la vivienda familiar, la pensión compensatoria, la custodia de los hijos, el régimen de visitas, así como la liquidación del régimen económico del matrimonio.

Natalia Mañas, abogada especialista del Centro de Asistencia Jurídica de DAS, explica que “la firma de este convenio es obligatoria cuando se presenta demanda de separación o divorcio, pero es especialmente aconsejable en el caso de parejas que no han contraído matrimonio y tienen hijos menores”. La abogada destaca que este convenio debe ser revisado y aprobado por un juez o por un notario, aunque señala que, siempre que haya hijos menores, se deberá acudir a un juzgado para su aprobación.

Desde DAS recuerdan que, si se ha fijado una pensión, la persona obligada debe seguir pagándola también en los periodos en los que tiene a los niños, ya que, en caso contrario, se estaría dando un incumplimiento de sentencia. También se pueden generar diferencias sobre quién debe costear las actividades de los menores. Ante esta situación, los expertos indican que los padres deberán compartir gastos si se trata de un servicio que ambos necesitan y no está incluido en el cálculo de la pensión alimenticia. Aun así, si se trata de la voluntad de uno de los progenitores y no es una cuestión estrictamente necesaria, el padre que quiera hacerlo deberá asumir el gasto completo.

¿Por qué hay más divorcios y separaciones después de verano?

 El verano, además de ser periodo de mucha demanda para abogados de familia, también se caracteriza por un aumento de las rupturas. Según los expertos de DAS, “durante el año estamos muy ocupados trabajando, tenemos poco tiempo libre y apenas hay convivencia, pero en vacaciones pasa todo lo contrario, tenemos contacto continuo con la pareja y es cuando salen a la luz problemas latentes que se arrastran desde hace tiempo”. En este sentido, recuerdan que “las vacaciones pueden suponer una buena oportunidad para disfrutar con la pareja, pero la falta de habilidad a la hora de comunicarnos y resolver conflictos puede llevarnos a la ruptura”.

La entrada Roces por las custodias en verano aparece primero en Diario Jurídico.

Fuente: Diario Jurídico