La Suprema Corte de Justicia de la Nación hizo lugar a amparo ordenando sea emitida una nueva acta de nacimiento por causa de reasignación sexual.

El medio seleccionado para solicitar la emisión de una nueva acta de nacimiento fue el amparo.

La  Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver el recurso de revisión determinó conceder el amparo a efecto de que el Registro Civil del Estado de Jalisco emita una nueva acta de nacimiento para modificar el nombre y sexo asentados en el acta originalmente expedido al quejoso.

Si bien la a Sala  de la Suprema Corte de Justicia tuvo en consideración que en el Estado de Jalisco la ley no prevé un procedimiento específico de cambio de sexo y nombre en el acta de nacimiento dedujo que eso no podía impedir,  limitar ni vaciar de contenido los derechos humanos reconocidos por la Constitución Federal y los Tratados Internacionales.

Como reiteradamente ha sostenido la Suprema Corte en otros precedentes, toda persona tiene el derecho de definir su propia identidad sexual y de género y, corresponde al Estado garantizar esta decisión, misma que se refleja en los distintos registros y, principalmente, en el acta de nacimiento.

El derecho personalísimo a la identidad, como expresión paradigmática de la individualidad personal, y expresión tutelar de la misma, ha merecido, en orden a esta “posmoderna” concepción de la sociedad y del hombre, desarrollos otrora impensados, entre los cuales se cuenta el reconocimiento de un “novísimo” derecho a la identidad sexual.

El eje del problema gira en torno a la solución jurídica para estos dolorosos casos, en los que la disociación irreparable entre la sexualidad biológica y la psicosocial no encuentra remedio.

En los casos en que no se encuentra regulada la adecuación sexual externa así tampoco las derivaciones jurídicas de la nueva apariencia sexual obtenida a través de intervenciones quirúrgicas y tratamientos de distinto tipo ¿cómo debe el derecho dar respuesta a la situación de estos individuos para que puedan alcanzar un grado de integración en la sociedad que les permita un desarrollo aceptable de su personalidad?

No es posible desconocer la dolorosa situación que implica haber obtenido mediante esas intervenciones y tratamientos la apariencia externa de un sexo (o sentir el irrefrenable deseo de obtenerla, sometiéndose a los mismos) y resultar identificado a todos los efectos civiles como una persona del sexo contrario.

Por tanto, ante el vacío de la ley de Jalisco para que toda persona pueda modificar su identidad sexual mediante la emisión de una nueva acta de nacimiento, la Sala determinó que la expedición de tal documento de identidad debe realizarse mediante un procedimiento de aclaración ante el Registro Civil y no necesariamente mediante el desahogo de un proceso judicial de rectificación.

Finalmente, la Sala aclaró que la expedición de una nueva acta de nacimiento no se traduce en que la historia pasada de la persona desaparezca a partir de ese momento, por lo que todos aquellos actos del individuo que hubiere realizado bajo su identidad anterior y que traen aparejados efectos jurídicos, siguen produciéndolos y le son exigibles.

Fuente: Suprema Corte de Justicia de la Nación México

La entrada México – Suprema Corte de Justicia ordena nueva acta de nacimiento por reasignación sexual aparece primero en Diario Jurídico.

Fuente: Diario Jurídico