Cerró el albergue temporal situado en el Faro de Tláhuac, concluyendo así el apoyo brindado por el gobierno de la ciudad al éxodo migrante.

Se regularizó la situación migratoria de las personas en tránsito  y algunos fueron colocados en empleos en diferentes partes del país, otros reubicados en el Albergue Hermanos en el Camino.

Después de brindar atención durante 33 días, fue cerrado el albergue para migrantes, habilitado de manera temporal en el Faro de Tláhuac desde el 24 de noviembre pasado, con lo cual el Gobierno de la Ciudad de México da por concluidas las tareas en favor del éxodo migrante y reitera su compromiso con el respeto al derecho de movilidad que tiene esta población.

Rosa Icela Rodríguez, Secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, informó que ante la llegada de migrantes a la capital, se ubicaron 406 en el Faro de Tláhuac, sin embargo un mes después sólo quedaban 10, debido a que algunos fueron llevados al Albergue Hermanos en el Camino o colocados en empleos en diversas partes del país y regularizada su situación migratoria con apoyo del sacerdote Alejandro Solalinde.

Dijo la Secretaria de Gobierno que durante este tiempo contaron con el acompañamiento de la Comisión de Derechos Humanos de la capital, tanto en la atención como en algunos traslados  de las personas, así como de personal del Albergue Hermanos en el Camino.

Durante este periodo de asistencia en el lugar, la Subsecretaría del Sistema Penitenciario entregó para el desayuno de los migrantes 1.800 raciones de alimento y el Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS) unas 2.800.

Por otro lado, para los tiempos de comida y cena se dispusieron 9.200 raciones alimenticias por parte de la Secretaría de Desarrollo Social capitalina. Además fueron instalados unos 20 baños portátiles, los cuales fueron aseados 2 veces al día.

La secretaria de estado explicó que hacia el exterior del domo donde pernoctaron los integrantes del éxodo se ubicaron 2 contenedores de agua para uso y aseo personal. El abastecimiento de líquido se aseguró con el servicio de pipas, proporcionado por las alcaldías de Tláhuac, Xochimilco, Iztapalapa y Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX).

El apoyo al éxodo migrante abarcó la instalación de un módulo médico de manera permanente, donde se ofreció consulta general a los migrantes, mientras que el sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) local llevó a los niños a realizar actividades lúdicas y el Instituto Nacional de Migración contó con módulos  para regularizar su estancia en el país.

Durante la estancia de migrantes en el Faro de Tláhuac no se reportaron incidentes que lamentar y una vez desocupado el Faro de Tláhuac, la Dirección General de Imagen, Alumbrado Público y Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos realizó la limpieza del lugar para que vuelva a su uso original.

El trabajo fue coordinado desde la Secretaría de Gobierno donde participaron las secretarías de Desarrollo Social, Salud, Protección Civil y Seguridad Pública, así como el sistema para el Desarrollo Integral de la Familia local, las alcaldías Tláhuac, Xochimilco e Iztapalapa, así como el SACMEX.

Fuente: Gobierno CDMX

La entrada Éxodo migrante: el gobierno de la ciudad finalizó sus tareas de apoyo aparece primero en Diario Jurídico.

Fuente: Diario Jurídico