Una de las cuestiones respecto de las que existe un sorprendente desconocimiento y que, sin embargo, goza de una especial, por no decir trascendental, relevancia en el devenir diario de las Comunidades de Propietarios —siendo precisamente por ello causa, motivo y origen de la sustanciación de no pocos procedimientos judiciales— es la necesaria determinación y concreción del sentido en el que, de cara a la debida adopción de los acuerdos en el seno de la Junta, debe interpretarse el voto de la abstención.

Debate y controversia que se agudiza por el hecho de que nuestro específico marco normativo, la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal (en adelante, LPH), no se pronuncia al respecto.

junta de propietarios - diario juridico

No obstante lo precedente, sí que es posible dar respuesta a esta problemática, lo cual exige distinguir el tipo de acuerdo a adoptar.

1.- Acuerdos que exigen unanimidad

La unanimidad demanda la inexistencia de discrepancia u oposición, que, a estos efectos, como sostiene la doctrina jurisprudencial, debe ser expresa, que no tácita.

En consecuencia, respecto de este tipo de acuerdos, la abstención no puede equipararse a un voto en contra, lo que, a sensu contrario, determina que, en relación con este concreto ámbito, sí que equivale a un voto a favor.

En definitiva, a modo de ejemplo, un acuerdo respecto del que existen una o varias abstenciones pero que ha sido votado a favor por el resto de propietarios, se reputará adoptado por unanimidad, siendo, en su virtud, absolutamente válido y plenamente ejecutivo.

2.- Acuerdos que exigen mayoría simple o mayoría cualificada

En estos casos, la incontrovertida exigencia de concurrencia de un determinado quorum de propietarios, representativo a su vez del correspondiente número de cuotas de participación, impone, como es lógico, que la postura sea distinta; esto es, que aquél nunca pueda alcanzarse con las abstenciones.

Decimos que la postura es distinta y hacemos bien porque, stricto sensu, no estamos ante el supuesto contrario de cuando lo que se necesita es unanimidad.

En dicho caso, como se ha explicado, la abstención se reputa como un voto a favor.

Aquí no pasa lo contrario y, por lo tanto, la abstención no es un voto en contra, sino que queda al margen de cara a vislumbrar si se alcanza o no la mayoría necesaria.

Ahora bien, téngase en cuenta que, cuando se trata de acuerdos que exigen mayoría cualificada, el antedicho quorum se obtiene con los votos a favor más el voto presunto de los ausentes (esto es, que no se hayan expresamente opuesto en los términos y plazos establecidos en el artículo 17. 8 in fine de la LPH).

Voto de los ausentes que no opera, ni puede operar, en relación con los acuerdos que precisan mayoría simple, en los que el exigido quorum sólo se puede alcanzar con los votos a favor.

Todo lo expuesto, como no podía ser de otra manera, tiene su debido respaldo jurisprudencial, que, de forma inusitadamente concisa y bien explicada, resume la Audiencia Provincial de Asturias en su Sentencia 337/2007, de 12 de julio (Recurso 124/2006):

contabilizar las abstenciones como votos favorables no es aplicable a los acuerdos que requieren mayoría cualificada, ni en los que requieren tan solo mayoría simple. Ahora bien, respecto a los que requieren mayoría cualificada o mayoría simple la circunstancia interpretativa es distinta, ya que al requerirse un determinado quórum de propietarios y de cuotas de participación, ese quórum solo puede obtenerse con los votos favorables, nunca con las abstenciones, y en el caso de los acuerdos que requieren mayoría cualificada, además, con los votos de los ausentes que no se oponen en el plazo de 30 días naturales.

De cuanto se ha expuesto, se puede deducir que, en el devenir diario de las comunidades de propietarios, la abstención en aquellos acuerdos que deba adoptar la junta no puede reputarse como un voto a favor para alcanzar las mayorías que se exigen. En cualquier caso, a falta de una regulación concreta de la Ley de Propiedad Horizontal, habrá que atender a los criterios que repetidamente imponen nuestros tribunales para definir una situación de tamaña trascendencia para la vida de las comunidades vecinales.


junta de propietarios - diario juridicoAutor: Bernardo Prieto

Socio de Federis. Abogados de propiedad horizontal.

La entrada ¿Cómo debe interpretarse una abstención en una Junta de Propietarios? aparece primero en Diario Jurídico.

Fuente: Diario Jurídico