Colombia promueve la economía circular para combatir la contaminación por plásticos en la Conferencia de las Partes del Convenio de Basilea.

El Convenio de Basilea es un Acuerdo Multilateral sobre Medio Ambiente (AMUMA) por medio del cual 170 países dentro del sistema de Naciones Unidas convinieron proteger el medio ambiente y la salud humana de los efectos nocivos provocados por la generación, manejo, movimientos transfronterizos y eliminación de desechos peligrosos.

Entre el 29 de abril y el 10 de mayo pasado, en el marco de la Conferencia de las Partes del Convenio de Basilea sobre el Control de los movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación, que se llevó a cabo en la ciudad de Ginebra (Suiza) Colombia ha promovido la economía circular para combatir la contaminación por plásticos, y en particular, la basura plástica marina.

La delegación de Colombia está conformada por funcionarios de la Coordinación de Asuntos Ambientales de Cancillería, la Misión Permanente ante las Naciones Unidas en Ginebra, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, y el Ministerio de Salud y Protección Social.

La delegación perteneciente al país colombiano reiteró la preocupación en cuanto a la problemática que constituyen la basura marina y los microplásticos.

Los integrantes de la misma dieron a conocer los esfuerzos adelantados en materia de políticas e instrumentos nacionales para dar alcance a los lineamientos expresados en la Declaración de Cartagena sobre la prevención, minimización y recuperación de desechos peligrosos, adoptada durante la COP 10 del Convenio de Basilea en octubre de 2011.

La delegación colombiana también hizo referencia al lanzamiento de la Estrategia Nacional de Economía Circular, la cual está orientada a la transformación de las cadenas de producción y consumo, abordando los materiales y productos a lo largo de su ciclo de vida, y a generar empleos y oportunidades de negocio.

La estrategia de Economía Circular fue posible a partir de la integración de los esfuerzos y labores del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y el sector privado.

Del mismo modo, Colombia subrayó el potencial del Convenio de Basilea como herramienta para abordar la problemática de los desechos plásticos y combatir los impactos negativos que ésta puede tener en la salud humana y el ambiente.

Todo ello, debido al contenido en cuanto a las provisiones sobre gestión ambientalmente racional de desechos, la implementación de las disposiciones sobre prevención, minimización y recuperación y la aplicación de controles a los movimientos transfronterizos a los desechos que representan una amenaza a la salud humana y el ambiente.

El país acompaño la iniciativa de la creación de la Asociación por los Desechos Plásticos, dentro del marco del Convenio de Basilea.

Colombia escoltó esta iniciativa bajo la idea de que este escenario brindará la posibilidad de generar y coordinar respuestas inmediatas y efectivas, y movilizar asistencia técnica y fortalecimiento de capacidades para los países que tienen dificultades para implementarlas.

Fuente: Cancillería, Gobierno de Colombia

La entrada Colombia –  Conferencia de las Partes del Convenio de Basilea aparece primero en Diario Jurídico.

Fuente: Diario Jurídico