Ante la emergencia dispuesta por la pandemia de coronavirus, la Dirección del Trabajo estableció nuevas directrices sobre salud y seguridad laboral.

La Dirección del Trabajo (DT) publicó en el día de ayer el Dictamen 1239/005 que contiene nuevas directrices en materia de salud y seguridad en el trabajo, el cual complementa el Dictamen 1116/004, del pasado 6 de marzo de 2020.

Gonzalo Lira, Socio de Garnham Abogados (glira@garnham.com) nos hace llegar un detalle de las medidas alternativas de cumplimiento de las obligaciones contractuales dispuestas por la Dirección del Trabajo:

– Permitir la prestación de servicios a distancia o teletrabajo, si la naturaleza de las funciones del trabajador así lo permiten;

– Celebrar pactos para diferir las horas de entrada y de salida de los trabajadores, de manera de evitar las aglomeraciones en el transporte público;

– Determinar que se lleve a cabo el feriado colectivo, esto es, el feriado para todos los trabajadores;

– Acordar con los trabajadores el anticipo del feriado legal;

– Acordar con los trabajadores la distribución de los trabajos en distintos turnos, de manera de evitar que éstos compartan simultáneamente los mismos espacios de trabajo;

– Tomar medidas para que no se produzcan aglomeraciones de trabajadores en la empresa, especialmente en lo que se refiere al uso de los casinos para la colación y los transportes que eventualmente proporcione;

– En los lugares donde se atienda público, tomar las medidas necesarias para limitar la presencia de muchos clientes o usuarios.

I. Obligaciones del empleador para proteger eficazmente la vida y salud de sus trabajadores:

El trabajador tendrá derecho a interrumpir sus labores y, de ser necesario, abandonar el lugar de trabajo cuando considere, por motivos razonables, que continuar con sus labores implica un riesgo grave e inminente para su vida o salud. Esta circunstancia deberá ser puesta en conocimiento de su empleador en el más breve plazo, debiendo el empleador, a su vez, informar a la Inspección del Trabajo de la suspensión de labores.

II. Cierre de la empresa por decisión de la autoridad sanitaria:

Si la autoridad sanitaria ordena el cierre temporal de la empresa, el empleador quedará exento de la obligación de pagar las remuneraciones de los trabajadores, si tal determinación obedece a circunstancias de fuerza mayor o caso fortuito.

Sin perjuicio de lo anterior, no se podrá poner término al contrato de trabajo por la causal establecida en el artículo 159 N°6 del Código del Trabajo, a menos que el hecho imprevisto tenga el carácter de irresistible y que impida indefinidamente -es decir, que no se trate de una medida que sea de carácter esencialmente transitoria- que se retomen los servicios del trabajador.

Conozca AQUI los requisitos para determinar un hecho de fueza mayor o caso fortuito.

III. Cierre de empresas, faenas o establecimientos efectuado de modo preventivo por el empleador:

Si quien toma la decisión de llevar a cabo el cierre, como medida preventiva, es el empleador, éste no quedará eximido de dar cumplimiento a sus obligaciones laborales contractuales, como es el caso del pago de las correspondientes remuneraciones.

Fuente: News Laboral – Garnham Abogados


Garnham Abogados

En Garnham Abogados asesoramos a nuestros clientes con las mejores estrategias legales. Nos anticipamos a sus necesidades y a visualizar potenciales contingencias, considerando los efectos de sus operaciones a nivel nacional e internacional.

Aportamos una visión global, combinando una sólida práctica legal, con un amplio conocimiento del marco en que se desarrollan los negocios. Entre nuestros clientes nacionales y extranjeros, se incluyen consorcios, empresas grandes y pequeñas de diversas industrias y sectores productivos, personas naturales, inversionistas individuales y fondos de inversión.

 

La entrada Chile – Nuevas directrices sobre salud y seguridad laboral aparece primero en Diario Jurídico.

Fuente: Diario Jurídico