Se trata del Juzgado de Letras y Garantías de Colemú, que a pesar de ser la comuna más alejada de la capital regional y no contar con traductores locales, experimentó un significativo avance, al llevar a cabo una audiencia de Familia con intervinientes que padecen discapacidad auditiva.

En la audiencia se implementó un sistema que permitió traducir el testimonio de la madre de un menor lactante, a través de un intérprete en línea que luego expuso lo declarado al resto de  los participantes. Es la primera vez que se usa el sistema de videoconferencias Vi-Sor, donde el intérprete – desde la ciudad de Santiago – tradujo el contenido de la audiencia.

Claramente el mecanismo promueve la inclusión de quienes tienen dificultades de comunicación en los procesos judiciales e incluye otros idiomas y lengua de señas.

El Juez Edgardo Pinto, quien dirigió la audiencia en cuestión, explicó que “es una experiencia bastante novedosa y enriquecedora desde el punto de vista profesional e institucional” ya que el sistema de traducción de señas integra de manera efectiva a todas las personas que por su discapacidad carecían de acceso a la justicia.

El mecanismo utilizado da efectivo cumplimiento a la ley de inclusión, a la promesa de inclusión social que ofrece la constitución. El Dr. Julio Alarcón considera un gran avance porque con anterioridad a este sistema se debía recurrir a traductores particulares que muchas veces demoraban las causas o impedían la realización de las audiencias, por lo tanto para las personas con discapacidad  o las personas que hablan idiomas diferentes significaba la posibilidad de acceder a la justicia.

La consejera técnica del tribunal, Pamela Pradena, hizo hincapié en la importancia de la difusión de la implementación de este sistema “para que otros tribunales e instituciones puedan contar con servicios como este, considerando los niveles de inmigración y de discapacidad auditiva”.

 

 

La entrada Chile implementa el sistema de traducción por señas en un Juzgado aparece primero en Diario Jurídico.

Fuente: Diario Jurídico